Miedo al silencio

Enséñame, Señor, a vencer el miedo al silencio…

Porque me da pereza.
Porque me incomoda, cuestiona y reta.
Porque no sé qué me espera.

Porque el corazón transita caminos inciertos
en los que fluyen sin control mis sentimientos
y me esperan voces acalladas largo tiempo.

O, quizás, porque no quiero asumir
que no es el silencio mi miedo
ni es la soledad mi problema.

Sino en verdad es que vivo huyendo
más de mí, que del silencio
y más de Ti, que de mí.

Así que, Señor, ayúdame
a dejar de vivir huyendo
y a vencer el miedo al silencio;
a habitar feliz mi soledad
y asomarme en paz a mi interior;
para cruzar las barreras de mi alma
y plantarme,
ahora sí,
ante ti,
cara a cara.

Óscar Cala sj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =