Destellos de tu amor

En el ancho del horizonte,
En los tonos de un bello atardecer,
En la infinitud del mar
y en la espesura de un frondoso bosque.

En el recuerdo de los que ya se fueron,
En la pasión de un joven actor,
En la nostalgia del extranjero
Y en la dedicación de un viejo labrador.

En la preocupación de un transeúnte,
En una tranquila conversación,
En una comida en familia
Y en el olor de una gran biblioteca.

En la belleza de una catedral,
En la inmensidad de un cielo estrellado,
En la sala de espera de cualquier hospital
Y en el recogimiento de una implorante oración.

En la tierna mano de un niño,
En la mirada del anciano demente,
En las páginas de un libro
Y en la sonrisa de un inmigrante.

En los anhelos del preso,
En una carta de amor,
En los sueños de un adolescente
Y en el vientre de unos futuros padres.

En el silencio de una capilla,
En las preguntas de un filósofo,
En el pincel de un artista
Y en las manos de un escritor.

En los rincones de nuestra existencia,
Nos llamas en lo escondido,
Esperándonos en la realidad,
Para hacer de nuestra vida destellos de tu amor.

Álvaro Lobo sj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 1 =