Yo te sondeo

Yo te sondeo y te conozco
sé lo que estás haciendo
y percibo tus pensamientos,
sé cuándo caminas,
sé de tus cansancios y descansos.
Tus pasos me son familiares.
Cuando vas a hablar,
entiendo lo que vas a decir,
estoy alrededor, presente,
te envuelvo con mi mano…

Sé que es difícil que lo entiendas,
sé que es imposible que me abarques…
¿Dónde irás para estar lejos de mí?
¿Cómo escapar de mí?
En lo más alto y en lo más hondo,
allí estaré contigo,
en cualquier lugar,
allí tendrás mi mano
dispuesta a sostenerte.
Incluso si dejas de creer en mí,
en tus tinieblas veré.

Yo creé tus entrañas,
te plasmé en el seno materno
te formé y eres admirable
Eres maravilloso.
Conozco tu alma hasta el fondo
y nada de ti se me oculta,
pues desde que fuiste tejido
en lo profundo de la tierra
veía yo tus acciones,
intuía tus días, esperaba tus pasos…

Tú eres mi obra maravillosa,
lo sé, y créeme, te conozco.
Y aunque a Ti te cueste conocerme,
pase lo que pase, seguiré a tu lado.

Rezandovoy (inspirado en el Salmo 138)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =