La pobreza que te desvela

Parece que la pobreza más profunda
la descubramos en el amor más auténtico.
El agradecimiento y la impotencia
que nos nace al contemplar los rostros de aquellos
por quienes nos descubrimos más amados
nos desvelan que el Reino es pobre y humilde.

Ese algo hacia donde parece converger
todo el deseo de lo infinito,
ese algo que desata la sed más profunda
y apunta hacia la fuente verdadera,
paradójicamente es pobre y humilde.

Las personas en las que se descubre
un camino más auténtico hacia la luz y la verdad del amor,
son por dentro errantes, pequeñas,
frágiles y fuertemente heridas.

Ellas muestran abiertamente
algo de impotencia, debilidad,
ignorancia, incoherencia en su caminar.

Y Tú has elegido esa pobreza,
Tú has elegido ese modo de ser
para mostrar lo más divino de tu amor.
Gracias por elegir la pobreza.

Fran Delgado sj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =