DESAFÍOS PARA LA FAMILIA ACTUAL

familia_empresaria

FRASE:

“La fuerza de la familia reside esencialmente en su capacidad de amar y enseñar a amar.”(1)

Contexto:

La primera consulta sinodal sobre la familia,  que el Papa Francisco convocó, arrojó diversidad de situaciones de la familia actual que plantean desafíos a la función esencial de ésta.  En la segunda consulta se definió el trabajo de los sinodales para dar respuesta a dichos desafíos y es la Exhortación Apostólica “Amoris laetitia, en el contexto del Año Jubilar de la Misericordia, la que propone y estimula a las familias cristianas a sostenerse en el amor fuerte; así mismo, procura, como júbilo de la Iglesia, dar signos de misericordia y cercanía antes esos desafíos.
Desde la perspectiva nacional mexicana, algunas de las situaciones desafiantes que afrontan las familias hoy y que la Exhortación resalta son: la drogodependencia, entre la población de 12 a 65 años,  el 3.3% de hombres y el .9% de mujeres consumen algún tipo de droga(2); en el mismo rango de personas el alcoholismo arroja que una de cada tres personas tiene dependencia al alcohol (3); por otro lado la ludopatía, el juego, por  la proliferación de casinos, así como otras adicciones han incrementado la destrucción de la cohesión familiar, desencadenando también en la violencia intrafamiliar (física, psicológica o económica). Ante las deficientes soluciones políticas y sociales a estas problemáticas se observa un incremento del 22% en los divorcios (4). Como consecuencia de esto  aumenta continuamente la situación de hijos desarraigados, ancianos abandonados y jóvenes desorientados.

Experiencia:

Es notable que la debilidad de la familia, perjudica la maduración de las personas, por lo que dificulta las relaciones humanas básicas, no sólo entre sus miembros sino de estos con la comunidad.  Sin embargo, es importante destacar que se reconoce la variedad de situaciones familiares, que lejos de ser consideradas perfectas, viven en el amor, realizan su vocación y siguen adelante a pesar de las caídas a lo largo del camino, brindando cierta estabilidad a sus miembros.

Reflexión:

Desde una visión laica de familia y limitada a nuestra localidad, se piensa  que el trabajo de los dos sínodos a pesar de no alcanzar totalmente el objetivo de ser precedida por una consulta laical suficientemente participativa, logra poner sobre la mesa la realidad de la familia y sus desafíos. Nos sentimos invitados por el Papa Francisco a reflexionar sobre los retos que se presentan, unir  esfuerzos desde la praxis pastoral de Iglesia, para alentar, estimular  y acompañar a las familias en sus dificultades. Y como concluye “La Alegría del Amor”, esta nueva visión de familia, formada por realidades diferentes, llenas de gozos, dramas y sueños,  libera en nosotros las energías de la esperanza para la continua búsqueda de acciones transformadoras.

Acción:

La invitación a despertar como laicos a la creatividad misionera nos enfrenta a cuestionarnos y proponer acciones: ¿Me siento realmente confrontado ante estas realidades? ¿Cómo puedo acompañar a familias que afrontan dificultades para tener la capacidad de generar amor entre sus miembros? ¿De qué manera convivo con familias de realidades diferentes? ¿Qué ayudaría más a mi familia para fortalecerla en la alegría y el amor?

Además sugerimos que en la pequeña comunidad a la que se pertenezca o con grupos de amigos, en la familia misma, dar lectura pausada de los temas del documento Amoris Laetitia, reflexionar sobre ellos y discernir la posible concreción de  actitudes de apertura y aceptación que ayuden a acompañar y fortalecer a las familias, incluyendo las nuestras, en su capacidad de amar y enseñar a amar.

Evaluación:

¿He podido ser buscador de la mejor manera de colaborar  en las propuestas planteadas? ¿He podido liberar en mí la energía de la esperanza transformadora del amor de la familia? ¿He confrontado continuamente mis deseos, para confirmarlos con el camino de júbilo de Jesús y su Iglesia?

Bibliografía, referencias/ fuentes

  1. Exhortación Apostólica Postsinodal “Amoris laetitia”
  2. La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones (CENADIC) y de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) “Encuesta Nacional de Adicciones 2011” (ENA 2011).
  3. Consejo Nacional contra las Adicciones (CONADIC) 2013.
  4. INEGI 2013

Publicado por Andrés Mayorquin 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 15 =