El sexo, buena noticia

ORACION DE LA SEMANA

Queremos invitarte a que tengas un espacio de encuentro contigo, con la Creación entera, con Dios.

Toma 10 minutos de tu día y deja que tu interior se exprese en un diálogo honesto y sincero.

Durante toda la semana profundiza un poco más en tu reflexión, en aquello que tu interior registre como importante; muéstralo a Dios y descubre a qué te invita semanalmente.

INICIO

“El sexo, buena noticia”

Me dispongo en silencio a un espacio de encuentro.
Respiro profundo, siento, escucho, me relajo
Inclino mi corazón y mi ser a la grandeza de la vida.

Pero la verdad es que hay muchos tópicos sobre eso. Porque aunque hay algunas cuestiones pendientes, lo cierto es que el punto de partida de la mirada de la Iglesia a la vivencia de la sexualidad tiene que ver con propuestas, no con prohibiciones. Es proponer una manera de vivir la sexualidad. Aquí van algunas claves, sin pretender agotar lo que envuelve la vivencia del sexo desde la fe.

PRIMER PUNTO

El placer es bueno. No como un imperativo hedonista, es decir, no como el único criterio en la vida. Hay otros criterios igualmente importantes: el deber, la realización personal, la justicia… pero, dicho todo eso, el placer es importante. El disfrute de los sentidos.

Y se vive en muchas dimensiones de la vida: una buena comida, la contemplación de un paisaje, una descarga de adrenalina al vivir emociones intensas… y el placer asociado al sexo. Una manera de compartir, con alguien más, momentos de júbilo, de disfrute, de humor… sin mitificar tampoco la cosa.

¿Qué te da placer en la vida?

SEGUNDO PUNTO

A.- Que en el roce haya encuentro, que las palabras, y las caricias, y los besos, y lo que venga, sean un puente que ayude a dos personas a encontrarse, a conocerse, a romper barreras e ir conociéndose cada vez más. De una forma diferente. Dejando que otro entre en ese ámbito íntimo, en el que tan necesaria es la confianza, donde uno puede mostrarse más desnudo y vulnerable. Si las relaciones no ayudan a esto les falta algo muy importante.

Y por eso es una historia personal, única y distinta en cada relación. Es importante el placer, la sensualidad, el deseo… pero no lo es todo. La vivencia de lo sexual puede ser una forma de comunicación. O puede no serlo. El reto, la buena noticia, es que lo sea.

B.- ¿Hay encuentro en tu vida? ¿Y en tus relaciones?

TERCER PUNTO

A.-¿Cabe el sexo sin amor? Seguro que sí, para muchas personas. Pero la propuesta desde la fe es vincularlo. Es entender la vivencia de lo sexual asociado al amor. Frente a lo instantáneo, apostar por lo que construye historias. Lo que es capaz de vivir, con júbilo, los momentos de alegría, pero también de compartir y afrontar las tormentas. Un amor que busca crecer, cambiar, madurar. Pero un amor que necesita y pide delicadeza, gozo, ternura.

La propuesta, desde la fe, es vincular la expresión de lo sexual a esa búsqueda tan humana, tan universal y tan honda… la búsqueda de amor: tener esa persona que te quiere y a quien quieres, y vivirlo como una alianza, una promesa, un compromiso. El amor que aprendemos en Dios.

CIERRE

¿Qué quiere decir tu corazón a Dios?, platica con él como un amigo lo haría con un amigo muy querido….Esta semana pido a Dios que me ayude a vivir el placer de su Amor, en esos vínculos que generan vida y realización. Así sea


Tomados de la sección de reflexiones de www.pastoralsj.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − Trece =